¿Tienes este bulto en la muñeca?

Source: genial.guru

Cuando nos salen formaciones en las manos, muñecas o dedos, pensamos que es por un golpe, por un piquete de insecto o simplemente una ampolla. Sin embargo, este tipo de bultos pueden ser peligrosos para la salud.

Genial.guru decidió contarte por qué debes tomarlo con toda la seriedad posible.

Existe la noción de higroma de muñeca. Es un bulto benigno en forma de una cápsula o un quiste. Este tipo de bultos pueden ser tanto un defecto estético como afectar bastante la salud de la persona.

Por lo general, estos bultos salen en las muñecas y pueden ser tanto firmes como suaves al tacto. Pero en ocasiones pueden salir en las siguientes áreas:

  • En la superficie de la mano en el medio o al lado del dedo gordo.
  • En la parte interior de los dedos en la falange o hueso.

La causa de la aparición de este saco no siempre se puede determinar. Pero existen factores básicos que influyen en esto:

  • Debilidad osteoarticular congénita.
  • Producto de una lesión, estiramiento o hueso incorrectamente unido después de una fractura.
  • Enfermedades degenerativas de articulaciones e inflamaciones de los tejidos blandos en la muñeca.
  • Ciertos movimientos sistemáticos (en los músicos, costureras, las personas que trabajan mucho tiempo en la computadora).

Por lo general, la enfermedad aparece sin motivos aparentes. El ritmo del crecimiento del quiste puede ser diferente. A veces puede permanecer del mismo tamaño durante varios años; en otras ocasiones, crece en cuestión de días.

En caso de la aparición de un tumor, aparecen estos síntomas:

  • Se dificulta el movimiento de las articulaciones a la hora de doblar los dedos o muñeca.
  • La piel en el quiste se enrojece y empieza a escamar.
  • Como consecuencia de la irritación de los tejidos alrededor, aparece un dolor sordo.
  • El quiste creciendo hace presión sobre los vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas; como resultado, la sensibilidad de la piel puede bajar o subir.

A pesar de que no existe el riesgo de que el tumor benigno se convierta en maligno, no pospongas la consulta médica. Por lo general, es fácil de diagnosticar porque los síntomas higroma son muy marcados. Acude al cirujano o al ortopedista para descubir las causas de esta enfermedad y para que te indiquen el tratamiento adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *