Por qué mi esposa es más importante para mí que mis hijos

Source: genial.guru

El escritor y padre de varios hijos, Mike Berry, explicó en su blog por qué para él su esposa es más importante que sus hijos y por qué es que esta regla debería convertirse en la norma principal de cada familia. El texto publicado se hizo muy famoso y también muy discutido: hay quienes critican al autor y hay otros que se han inspirado y se han puesto a pensar en ello seriamente.

Mike y su esposa Kristin crían a 8 hijos adoptivos. Los cónyuges han sido felices a lo largo de sus 17 años de matrimonio y participan activamente en obras sociales para ayudar a otras familias a manejar sus problemas y construir una armoniosa relación.

En Genial.guru nos ha impactado el artículo de Mike y lo compartimos contigo.

Usualmente, a las 20:30 de la noche yo les advierto a mis dos hijas adolescentes que ya es hora de terminar con lo que están haciendo. A las 21:15 horas, con un lenguaje claro, les digo: “Es hora de que se vayan a su habitación”. Esto lo hago todas las noches. Y todas las noches, ellas discuten: “Pero ¿por qué tenemos que irnos a dormir a las 21:15? ¡Ya no somos niñas!”.

4
“No tienen que dormirse ahora mismo, solamente no pueden estar en la sala después de las 21:15. Su madre y yo no nos hemos visto en todo el día porque hemos estado concentrados en ustedes y en nuestro trabajo. Nosotros también necesitamos de nuestro tiempo juntos”.

Las chicas muestran su desacuerdo con una mirada.

Francamente, esta regla ha existido en casa durante toda mi vida. Somos padres desde ya hace 15 años y nunca había sucedido que los niños ocupen todo nuestro tiempo. Nosotros nos mantenemos muy ocupados con los niños, pero no 24 horas al día. Amamos a nuestros hijos y, sin duda, ellos juegan un papel importante en nuestra vida. Y nosotros siempre los apoyaremos y les ayudaremos.

Pero más allá de los niños estamos “nosotros”. Mi relación con mi esposa. Nosotros tenemos que prestarnos toda la atención para que nuestro matrimonio siga siendo fuerte y saludable. Existen unos cuantos hábitos del por qué esto es importante, y aquí tienes 4 de ellos.

1. Una fuerte relación es la base de la familia

La piedra angular de nuestra familia no son los hijos. Ellos son parte de la base y una gran pieza de todo el resto, pero ellos no sostienen toda esta estructura caótica llamada familia. La parte más importante, son tú y tu esposa, esposo, pareja. Precisamente sobre sus hombros recae la responsabilidad. Los niños eligen su camino teniendo presente tu ejemplo.

2. Primero surgió la pareja y después los hijos

Mucho antes de la aparición de nuestros hijos, nosotros éramos dos. Primero nos enamoramos el uno del otro, juntos nos saltábamos las clases, hablábamos hasta la madrugada por teléfono (en ese entonces, este estaba pegado a la pared con un cable) y, al final, decidimos quedarnos juntos para siempre. Estábamos en el inicio del camino. Así nosotros realizamos toda esta historia familiar. Después aparecieron nuestros preciosos hijos. Y, por supuesto, estamos agradecidos porque ellos llenan nuestra vida de felicidad. Pero nuestra unión es sagrada. Nosotros con todas nuestras fuerzas debemos mantener esta estabilidad.

3. Los niños crecen y nuevamente quedaremos solo los dos

Nada dura para siempre. Llegará el momento en que los niños crezcan y vuelen fuera del nido. Yo personalmente no tengo lugar en casa para “niños” de 30 años. Así, cuando ellos se vayan, tendrán una familia y criarán a sus hijos. Me gustaría que la relación con mi esposa se mantuviera fuerte y saludable, como al inicio. Para garantizar un futuro similar, debemos trabajar en nuestra relación desde ahora. Precisamente esta tiene que ser nuestra prioridad. Por supuesto, no es tan simple como parece.

4. Tenemos que mostrarles a los hijos un ejemplo respetable

Como ya lo había dicho, los hijos nos miran y siguen nuestro ejemplo. Ellos repiten detrás de nosotros y siguen cada uno de nuestros pasos. Yo frecuentemente digo: “Se deben criar adultos y no niños”. No sé ustedes, pero al menos a mí me gustaría que mis hijos crecieran con una actitud normal y saludable hacia las relaciones, el enamoramiento y la familia. Yo quiero que nuestro matrimonio para ellos sea el ejemplo de una relación armoniosa. Por eso mi esposa está en primer lugar, y los niños en segundo. Muy cerca del primer lugar, pero de todos modos en segundo.

Al final del día nosotros estamos cansados y estresados. Tus hijos te necesitan, ellos son muy importantes. No los amigos, no el trabajo, no los pasatiempos. Tienes que ocuparte de ellos. Pero asegúrate de que tu matrimonio esté en primer lugar. Cuando los niños ven como sus padres se aman el uno al otro, ellos adquieren la seguridad de que también son amados. Pero lo principal: ellos estarán seguros de sí mismos y en el mundo que los rodea.

Vivimos en una agenda de locos. Continuamente carecemos de tiempo. Y pasamos tiempo todo el día con nuestros hijos. Precisamente por eso, exactamente a las 21:00 horas cada día, les pido a nuestros hijos que suban a sus recámaras. Así, mi esposa y yo, un par de veces al mes, planeamos una cita o una salida a algún lugar los dos juntos. Por eso, esto es importante.

Exactamente por esta razón, mi esposa es más importante que mis hijos.

¿Estás de acuerdo con el punto de vista del autor?

Foto de portada LukasPiatekPhotography/facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *