9 Consejos de una estilista que te ayudarán a lucir una figura más esbelta

Source: genial.guru

Para perder un poco de peso, no es necesario ponerse a dieta de prisa y corriendo. A veces, tan solo es suficiente con aplicar algunos trucos ingeniosos con la vestimenta y ser cuidadosos a la hora de evitar cometer los errores más típicos al elegir las prendas.

Una estilista de Genial.guru te muestra en este artículo cómo la ropa puede ayudarte a perder esos kilos de más y adelgazar, literalmente, gracias a un par de hábiles movimientos.

1. No te envuelvas en prendas voluminosas

Por alguna razón, muchas mujeres estiman que las prendas voluminosas disimularán esos kilos de más. Pero esta es una opinión totalmente errónea: la ropa holgada no adelgaza, sino que añade más volumen a la silueta. Por lo tanto, en lugar de una gabardina larga y suelta, es mejor optar, por ejemplo, por una chaqueta de corte recto.

Y no tengas miedo de recurrir a los colores llamativos. Lo más importante: identificar las combinaciones adecuadas justo para tu tipo de apariencia. Aquí encontrarás esta super guía que te ayudará a aprender cómo combinar incluso los artículos de vestuario más vivos y atrevidos.

2. Elige una imagen monocromática

Para lucir una figura más esbelta, te ayudarán los atuendos de un solo tono. Por ejemplo, la vestimenta superior de color caqui. Así conseguirás que la silueta “se estire” y la imagen no se sobrecargue de detalles innecesarios.

3. Opta por el material correcto y un corte adecuado

Es necesario prestar la máxima atención a la calidad de la vestimenta y los materiales con que se fabrican: los artículos de telas finas y ajustadas solo subrayarán las imperfecciones.

En la imagen de la izquierda, no solo observamos una tela inapropiada y demasiado ajustada, sino también un corte inadecuado con colores poco definidos. En la fotografía de la derecha, sin embargo, encontramos un tejido mucho más denso, un estampado más vivo e interesante y, todo ello, acompañado de un escote en V que favorece a la modelo. Nota: ambos vestidos van con cinturón, pero realmente solo funciona con la ropa bien confeccionada.

4. Precaución con los contrastes

Encontramos varios errores a la vez en la imagen de la izquierda. Primero, debido al contraste entre la parte superior e inferior, parece como si la figura se pidiese en dos partes, añadiendo así más volumen al global. En segundo lugar, un suéter holgado de grandes puntos, no añade precisamente ni ligereza, ni gracia.

Opta por la ropa de tal manera que, tanto la parte superior como la inferior, sea de tonos oscuros, o bien claros. Se recomienda no cortar la imagen por la mitad a través de colores que generan contraste. Si quieres añadir un toque llamativo, hazlo con sutileza. Por ejemplo, la capa inferior monocromática de un pantalón y camisa claros, se verá mejor si se combina con una chaqueta oscura. Lo más importante es no abrocharse el botón.

5. No les tengas miedo a las rayas

Las rayas verticales bien planteadas automáticamente “quitan” kilos de más. En general, cualquier línea vertical en la ropa hace la figura visualmente más esbelta, incluso si hacemos mención a una fila de botones. No te olvides de mantener la espalda recta y caminar con seguridad: estos trucos nunca están de más.

6. Renuncia a los accesorios voluminosos

En la imagen de la izquierda, la combinación “camiseta oscura/parte inferior clara”, otra vez, pide la figura por la mitad, y un bolso enorme con rayas grandes y absurdas hace aún más pesado el conjunto.

Cambiamos la parte superior por una prenda clara, nos deshacemos del bolso innecesario, y la imagen lucirá diferente y agradable.

7. Ojo con los estampados

Ten mucho cuidado a la hora de elegir estampados. Es mejor no optar por ropa con dibujos grandes e indefinidos. Además, esta imagen tipo “pijama”, no quedará bien a cualquier mujer y fácilmente la convertirá más en una acogedora manta que en una fémina esbelta.

8. Apuesta por los detalles que alargan tu silueta

Apuesta por alargar la silueta de todas las maneras posibles, tanto con la ayuda de las rayas verticales (por ejemplo, con estos pantalones) como con los accesorios (pendientes largos).

Además, no vale la pena esconder los brazos debajo de un cárdigan de punto sin forma, mientras que sí te puede favorecer una parte superior con un buen corte.

9. Atrévete a añadir una capa más

Con este ejemplo, te mostramos cómo hacer una silueta excelente. Un vestido azul liso con una falda plisada alarga la figura, pero junto a una chaqueta, el atuendo consigue mucha más armonía, formando un todo en su conjunto.

Por cierto, toma nota y recuerda el truco de remangarte un poco: esto no solo añade un toque de elegancia descuidada a la imagen, sino también ayuda a perder, visualmente, un par de kilos.

Y algunos consejos más

  • Elige la ropa de la talla correcta: algo holgado sin forma, como ya hemos dicho, agrandará más si cabe tu figura, mientras que un atuendo demasiado ajustado solo resaltará las imperfecciones.
  • Presta atención a la ropa con un escote en V: también alberga la propiedad mágica de dar la sensación de ser más esbelta.
  • Opta por el corte sencillo y elegante: sin detalles innecesarios, renuncia también a las telas y materiales brillantes.
  • Ten cuidado eligiendo la bisutería: collares y pendientes demasiado pretenciosos y voluminosos pueden jugar una mala pasada a tu imagen.

Elmira Latypova, estilista, especialmente para Genial.guru

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *