7 Cosas inesperadas que los hombres discretamente valoran en las mujeres

Source: genial.guru

Contrario a la creencia popular de que los hombres tienden a no prestar atención a las pequeñeces y notan solamente lo superficial, a veces consideran importantes cosas en las que incluso las mismas mujeres en ocasiones no piensan. Y no sería en vano tener en cuenta estas cosas para conocer la posibilidad de convertirlas a tu favor.

Genial.guru recogió y describió los detalles más comunes que, según las palabras de especialistas y de los mismos hombres, raramente escapan de su vista.

Expresión del rostro

Entonces, el hecho de que los hombres no saben leer las emociones del rostro es una absoluta mentira; sea verdad o no, durante el proceso de evolución, esto intuitivamente lo aprendió a hacer toda la gente para identificar quién era amigo y quién enemigo.

Por consiguiente, en realidad, los hombres no solo prestan atención a las obvias señales tales como la sonrisa o las lágrimas, como todos estamos acostumbrados a pensar. De su atención no pasa desapercibida una felicidad poco entusiasta en una mirada fría; y una ligera desilusión por un comportamiento indebido en un labio fruncido.

La capacidad de leer el rostro otorga la posibilidad de saber qué quiere una mujer, incluso antes de que ella diga algo. Esta es una comunicación implícita en algunas situaciones y les da satisfacción a los hombres porque les ayuda a sentirse irremplazables cuando leen las emociones y los deseos correctamente.

Qué color de ropa prefiere

En realidad, aquí todo es muy simple. Para nadie es un secreto que los colores influyen de diferente manera en el sentido del humor, emociones, psique, apetito, entre otros. El rojo simboliza la fuerza, energía, pasión; el negro es sutileza, seguridad, sigilo; el rosa es calidez, feminidad y ternura.

Por lo tanto, al elegir determinado color para una cena con su esposo o una cita con su novio, la mujer conscientemente o inconscientemente envía señales sobre su estado de ánimo esa tarde, y como mínimo a un nivel inconsciente, esto no se escapa de la atención del acompañante.

Además, existe la tipología del color de conducta/personalidad que pide a las personas en 4 categorías. Esto es bueno saberlo, ya que, al comunicarse con nuevas personas, se pueden hacer conclusiones bastante precisas sobre su carácter.

Canta en la ducha

Al tomar una ducha, nosotros nos quedamos en privado con nosotros mismos. Nosotros estamos absolutamente tranquilos y nadie nos avergüenza. El nivel de estrés cae y el cerebro comienzo a generar dopamina, provocando un aumento de satisfacción. En tal estado, frecuentemente aparece el deseo de “cantar” tu estado de ánimo: si estás triste, será una canción dolorosa y desalentadora; si estás alegre, será una canción fuerte y pertida.

En realidad, la capacidad de relajarse por completo en una situación así, incluso sabiendo que en casa hay alguien, refleja que la persona es armoniosa consigo misma si tiene la capacidad de “reiniciarse”. Después de todo, no es ningún secreto que una larga estancia en un espacio cerrado afecta negativamente a la psique por no poder expresar las emociones abiertamente y, como consecuencia, el estrés aumenta y con él, las peleas y los escándalos.

Por eso no es nada sorprendente que un hombre pueda otorgar este valor a una conversación o hacer una pregunta extraña. Así, si profundizamos más, esta pequeñez, puede, por ejemplo, describir las perspectivas de la relación (si esta será una felicidad o una molestia).

Cómo escribe los SMS

Solamente los más atrevidos se animan a decir directamente lo que sienten en el alma. El resto buscará alternativas para hacer esto sin mirarlas a los ojos. Y luego, las chicas, con su hábito de insinuar, expresan aún más. Ellas son más explícitas y los hombres están perfectamente conscientes de ello.

Por eso, ellos intentan reconocer todo tipo de señales también en forma escrita; prestan atención a la frecuencia con la que ellas escriben, cuándo y con qué propósito.

Existe otro hecho interesante. Los lingüistas hace tiempo se pusieron de acuerdo en que las palabras que utilizamos hablan mucho sobre nuestro carácter. Muchas frases como: “yo creo, yo siento” nos dicen que esta persona se centra en sí misma. Una convicción demasiado insistente en la propia sinceridad a través de “te lo juro, te apuesto” puede ser un signo de una mentira. Es mucho más sencillo asegurarse de esto en la comunicación escrita, por eso, quien conoce estos patrones, satisfactoriamente los utilizará para entender mejor a su interlocutor.

Las bebidas que elige

Vino blanco con productos pesqueros, gin tonic en compañía de amigos, vino tinto durante el estrés. La preferencia a las bebidas al igual que el favoritismo por la comida, la ropa, entre otros, también habla mucho sobre nuestro carácter.

Algunos hombres notan esto simplemente para saber qué pedir la próxima ocasión; otros para determinar qué humor tiene ahora su compañera. Y si hablamos de perspectivas adicionales, es importante entender si es solo que ella disfruta del sabor de su bebida o si su elección depende de su cena.

Cómo se viste para causar buena impresión

Sí, los hombres ponen atención a la ropa, aunque por persas razones. Ellos no se preocupan por la marca, la última moda o el alto costo, pero la sensualidad, el sentido de estilo y prendas elegidas adecuadamente para una situación y un lugar, no pasan desapercibidas.

De la ropa también se forman ciertas conclusiones sobre la relación de las chicas con un hombre en concreto, y esto es evidente tanto que es imposible no prestarle atención: si ella fue a una cita muy arreglada en un elegante vestido y un perfecto peinado, significa que está interesada; si ella prefirió no complicarse y llegar al restaurante con jeans y un suéter, posiblemente, esto es una señal alarmante.

No es menos importante qué tan segura de sí misma es la mujer. Si ella se viste perfectamente, pero no se siente muy cómoda y tiembla como una hoja de álamo temblón, no dará la impresión adecuada. Si esto ella lo hace en gran medida para sí misma, y no para flotar sobre la Tierra y no trata de impresionar a nadie, hace que su imagen sea cien veces más llamativa.

Qué tanta carne come ella

Con mayor frecuencia, las mujeres prefieren ordenar ensaladas ligeras en una cita. Ellas mismas reconocen que esto está ligado, por un lado, con miedo de parecer tacaña y glotona, por el otro, por el deseo de sorprender de la mejor manera: “Soy atractiva, delgada y saludable”.

Pero en la práctica, esto frecuentemente trae un efecto psicológico contrario. La mujer que mastica de manera modesta las verduras parece cerrada, insegura de sí misma y en consecuencia menos atractiva, a diferencia de aquellas que piden un filete o lo mismo que su acompañante, tal mujer ante los ojos del hombre se ve libre, relajada y conoce el valor de sí misma. Además, en tal caso, es mucho más cómodo para él, ya que está sentado con una persona viva y no con un conejo.

Por supuesto, esto no quiere decir que ahora, en cuanto puedas, tienes que solicitar todo lo caro y más grasoso que tenga el menú para impresionar al chico con tu naturalidad. Simplemente vale la pena recordar que no es necesario comer hojas de lechuga si no es lo que quieres. Es mejor ordenar al menos un filete de pescado o pollo asado.

Foto de portada depositphotosdepositphotos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *