10 Cosas que no deberías tener en tu armario desde hace mucho tiempo

Source: genial.guru

“Tu vida se vuelve mucho mejor cuando llevas ropa que genera admiración”, afirmaba Vivienne Westwood. Y esto no deja de tener su parte de razón: un par de zapatos nuevos, por supuesto, no cambiará tu vida por completo (aunque el ejemplo de Cenicienta demuestre lo contrario) pero sí que mejoraría tu estado de ánimo y tu nivel de confianza. Pero la ropa aburrida, sosa, y que ya te cansa, puede arruinar tu mejor apariencia. Lo mejor que puedes hacer con esa ropa es deshacerte de ella cuanto antes y sin remordimiento.

Genial.guru ha recopilado para ti una lista de cosas que ya no le quedan bien a nadie y, por lo tanto, no deberían permanecer más tiempo en el armario de ninguna mujer.

Prendas que casi todo el mundo tiene

En este mundo donde impera el mercado de masas, muchas tendencias de moda se convierten en una verdadera epidemia. Todos recordamos las botas UGG que estaban por todas partes, botas de encaje y zapatos “pezuñas”. Este tipo de accesorios no tienen personalidad alguna y, además, rápidamente pasan de moda. ¿Realmente vale la pena gastar tu dinero en ellos?

Ropa que realmente no se ajusta a tu cuerpo

La ropa debe ocultar los defectos de la figura y para nada enfatizarlos. Un vestido mini puede estar de moda, pero si no va contigo, para nada gozarás de estilo, sino que harás el ridículo. La misma regla se aplica a aquellas prendas que no se ajustan bien a tu cuerpo. Una falda de lápiz negra es un atributo indispensable de cualquier vestimenta básica. Sin embargo, si la raja de la falda lápiz se aguanta con el último hilo, ya es hora de deshacerte de ella.

Ropa y zapatos de baja calidad

La pedrería, estampados de leopardo y colores vivos de neón que aparecen en las listas de las prendas de peor gusto, en realidad, puede que te hagan aparentar muy bien. Pero bajo una sola condición: este tipo de prendas deben gozar de materiales de buena calidad. Pero los trajes, cuyos hilos sobresalen y la tela es, al tacto, como si fuera celofán, no aumentarán precisamente tu encanto. Y el estampado de leopardo no tiene nada que ver.

Ropa demasiado “reveladora”

Las prendas que muestran al mundo todo lo que, por su propósito, debe esconderse, son apropiadas, sí, pero solo cuando vas a la playa. El resto del tiempo, estos atuendos dan sensación de vulgaridad. Y punto.

Camisetas de recuerdo

¿Te gusta viajar y explorar el mundo? ¡Genial! ¿Debería tu camiseta mostrar a otras personas cuáles son tus aficiones? Nosotros lo dudamos. Es mejor que utilices este tipo de prendas cuando vas de compras o para andar por la casa.

Prendas que llevas más de un añosin ponerte

El vestido, para el que no encuentras esa ocasión adecuada, esos zapatos con los que solo te sientes cómoda estando sentada, esa camisa aburrida que compraste en rebajas sin pena ni gloria, todas estas prendas pueden estar muertas de risa durante años en el interior de tu armario y nunca llegarles su gran momento. Deshazte de ellas y compra solo aquellas prendas con las que te sientas cómoda y que realmente te gusten.

Ropa y zapatos gastados

¿La camiseta blanca ya está lejos de ser blanca, el suéter se ha estirado y cubierto de bolitas, mientras que los bordes del bolso están hechos trizas? Todo esto no es más que una señal auténtica de que ya es hora de deshacerte de todo eso. La ropa y calzado gastados tiene un aspecto descuidado y pueden echar a perder cualquier imagen, incluso aquella más reflexiva y refinada.

Ropa no acorde a tu edad

Las sudaderas con lemas provocativos y faldas con volantes en una mujer adulta están totalmente fuera de lugar, así como un vestido de terciopelo con un escote en una chica de 16 años de edad. Nadie te anima a vestir solo trajes estrictos al cumplir los 30 años. Sin embargo, si tu vestuario puede ser fácilmente confundido con el armario de tu hija adolescente, esta es una buena ocasión para reflexionar. O tú o tu hija.

Ropa interior inadecuada

Toda mujer debe dominar el arte de elegir el sostén correcto. Primero, la ropa interior de calidad y escogida con buen gusto te hace sentir más segura. En segundo lugar, es mucho más cómoda que algo que no te queda bien por su forma o talla. Y finalmente, es simplemente hermoso.

Ropa aburrida

Una camisa blanca con una falda negra, no combinar zapatillas deportivas con un vestido, zapatos a juego con el tono del bolso… todas estas reglas que puedes encontrar en las revistas del mundo de la moda de mediados del siglo pasado, a día de hoy, están obsoletas. No tengas miedo de experimentar con tu apariencia, escapa de los límites de lo habitual y verás que el resultado no tardará en llegar.

¿Y qué prendas, además de las que aparecen en este listado, nunca te pondrías?

Foto de portada Sean Oneill/ PacificCoastNews

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *